¿Qué atendemos?

Algunos de los padecimientos que pueden provocar dolor o disminución en su función diaria y en los cuales le podemos ayudar son los siguientes:

Dolor  en cualquier región de la columna (cervicalgía, dorsalgia, lumbalgia, ciática o por cirugía de columna)

Dolor en caderas (por desgaste articular o por colocación de prótesis)

Dolor en rodillas (desgaste articular, bursitis, tendinitis)

Dolor de hombro (artrosis, tendinitis bicipital, tendinitis subacromial, síndrome manguito rotador)

Dolor reumático (artritis)

Esguinces en cualquier articulación (mano, hombro, rodillas, tobillos, etc.)

Recuperación de fracturas (recientes o antiguas, quirúrgicas o no quirúrgicas)

Lesiones deportivas (ligamentos, meniscos, tendones, músculos)

Neuropatías (dolor, hormigueo o quemazón en pies y manos por lesión nerviosa como ciática o síndrome del túnel del carpo)

Secuelas de amputaciones (de brazos, piernas o por cáncer de seno)

Espolón calcáneo (dolor en el talón)

Parálisis facial (desviación de la boca)

Dolor en las muñecas (síndrome del túnel del carpo)

Recuperación posterior a cirugías

Debilidad muscular por reposo prolongado

Retraso psicomotor

Parálisis cerebral

Problemas de deglución

Alteraciones del lenguaje

Problemas pulmonares o cardiacos

Cadas frecuentes en adultos mayores

Alteraciones posturales (pie plano, pie cavo, geno valgo, geno varo, etc)

Y una lista más de padecimientos que se incluyen dentro de la  rehabilitación ortopédica, pediátrica, neurológica, geriátrica, deportiva, reumatológica.´