Terapia Física

Es una técnica sofisticada de tratamiento que consiste en recurrir a elementos naturales (la luz, el agua, la electricidad) o a acciones mecánicas (vibración, masaje). La palabra nace a partir de la unión de dos vocablos griegos: physis (“naturaleza”) y therapeia (“tratamiento”). La etimología pues, señala que la terapia física es el “tratamiento a través de la naturaleza”.

De acuerdo a la organización mundial de la salud, la terapia física se puede desarrollar en diferentes modalidades para tratar una capacidad funcional, dolor, inflamación, la fuerza de un músculo o las deficiencias del movimiento de una articulación. Los componentes de la terapia física se refieren a la aplicación de CORRIENTE ELÉCTRICA, ULTRASONIDO TERAPÉUTICO, TRATAMIENTOS CON AGUA, CALOR Y FRÍO, LUZ INFRARROJA, LASER, etc.